También esto pasará

De seguir la actual progresión decreciente, el coronavirus habrá desaparecido de China a finales de este mes.

Cuando estalló el brote de covid-19 en Wuhan, Michael Levitt escribió a sus amigos chinos por si podía serles útil. Levitt es un biofísico sudafricano que recibió el Nobel en 2013. Está casado con una experta en arte oriental y vive a caballo de Israel, Estados Unidos y China. Por eso tiene amigos chinos y por eso les brindó su ayuda.

“Cuando respondieron”, explica a Donna Rachel Edmunds en el Jerusalem Post, “decidí echar un vistazo a las estadísticas”. La especialidad de Levitt es el desarrollo de modelos informáticos que permiten predecir el comportamiento de complejos procesos químicos y en seguida identificó un patrón “pavoroso”. El 1 de febrero se comunicaron 1.800 casos nuevos en la provincia de Hubei y el 6 de febrero la cifra se había disparado a 4.700. La tasa de infección aumentaba un 30% cada día. “No soy médico, pero eso es una progresión exponencial”.

De haberse mantenido ese ritmo, el mal se habría esparcido por todo el mundo en 90 días, pero el 7 de febrero algo cambió. “El número de contagios nuevos empezó a caer y ya no se detuvo. Una semana después ocurría lo mismo con los fallecimientos”. Este cambio de tendencia permitió a Levitt augurar que las cosas iban a mejorar en toda China en dos semanas. “Y ciertamente hoy [16 de marzo] hay muy pocos infectados nuevos”.

Levitt compara la situación con un producto financiero que brindara una rentabilidad del 30% el primer día, del 29% el segundo y así sucesivamente. “Llegaría un momento en que no se ganaría nada”. En el caso del coronavirus, este rendimiento decreciente significa que habrá desaparecido de China a finales de este mes.

¿A qué atribuye Levitt esta ralentización? Los confinamientos y las cuarentenas han influido, pero más determinantes han sido aún los factores endógenos. Los modelos exponenciales asumen que los portadores mantienen constante su tasa de contagio, pero la realidad es más compleja. Cada uno de nosotros se mueve en un círculo social muy estrecho. “Básicamente, tratas a la misma gente cada día. Es verdad que puedes cruzarte con alguien distinto en el transporte público, pero incluso en el autobús la mayoría de los viajeros acabarán al cabo de un tiempo inmunizados o enfermos”. Es decir, la bolsa de posibles huéspedes no es ilimitada y se va agotando.

Levitt cree, además, que no hablamos de una bolsa tan grande como algunos políticos han sugerido. Angela Merkel declaraba hace poco que entre el 60% y el 70% de los alemanes contraerán el covid-19, pero en Wuhan la población afectada ha sido el 3%. Es un porcentaje engañosamente bajo, sin duda. Seguramente hayan cursado la enfermedad muchos más, sin síntomas o como un catarro leve. No hay modo de saberlo, pero sí disponemos de un experimento natural que nos puede dar una idea de la virulencia del covid-19. “El crucero Diamond Princess representa el peor escenario posible para la propagación de una epidemia”, cuenta Edmunds. Unas 3.700 personas hacinadas en medio kilómetro cuadrado, compartiendo espacios comunes y ventiladas mediante un sistema de aire acondicionado que es una red de alta velocidad para los gérmenes. “Son unas condiciones extremadamente favorables para el virus”, dice Levitt. “Sin embargo, apenas se infectó el 20% del pasaje [el 17%, en realidad]”. Su conclusión es que la mayoría de la población es naturalmente inmune.

Otros expertos no comparten este último diagnóstico. Röcklov, Sjödin y Wilder-Smith calculan que, sin la reclusión de los cruceristas del Diamond Princess en sus camarotes, el número de víctimas habría sido hasta cuatro veces mayor. Sea como fuere, las recomendaciones prácticas que se desprenden de uno u otro análisis no difieren: uno, también esto pasará y, dos, quédate en casa entre tanto.

Un comentario en “También esto pasará

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s